lunes, 15 de julio de 2013

Cartas y poemas de amor


Lo mismo es por la reciente primavera, pero llevo una época leyendo cartas y poemas de amor, que por muy cursi que suene, es algo que aún cuando nos cueste admitirlo, a todo el mundo llama la atención. La primera que leí y de eso hace ya muchos años, es la que le envió el ínclito Alonso Quijano a su imaginaria amada, la sin par Aldonza Lorenzo. Era una época en la que me aficioné a las novelas del oeste distintas a las de Marcial Lafuente Estefanía, siendo mis autores favoritos Silver Kane y Keith Luger.

De ahí pasé a las novelas para chicas tipo Corín Tellado, que me engancharon. Mis amigos se reían de mi pues entendían equivocadamente añado, que eran para niñas no para hombretones como nosotros, pero a mi me gustaban pues experimentaba leyéndolas un montón de sensaciones hasta ese momento para mi desconocidas, como por ejemplo las cartas de amor como las que hoy podemos encontrar en Internet al mismo tiempo que aprendía a identificar emociones en las chicas, que hasta ese momento yo pensaba eran en todo iguales a los chicos, pero con muñecas y vestiditos. Era la época en la que cuando más lejos llegábamos era a jugar a papá y mamá. Sin mucho éxito, añado humildemente.

Con el tiempo comenzaron a gustarme los poemas de amor, donde he de reconocer que si bien los hay maravillosos en cuanto a lo que describen, otros se hacen un poco empalagosos, pues por mucho que ames a esa persona, has de tener en cuenta que si no te corresponde, la vida sigue. Hay una cuidada selección que expresan emociones verdaderas en poemas para enamorar, aunque has de tener en cuenta que el amor hay que ganárselo en el día a día, y que si basas tu estrategia solamente en los poemas, probablemente sólo te funcione por un tiempo.

Lo que aún no he visto aunque no dudo que exista, son los poemas de amor con contenido multimedia, pero en cuanto encuente alguno tardaré cero coma en publicarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada