viernes, 4 de enero de 2013

Alarmas y protocolos de seguridad

los niños se alejan bastante de la imagen idilica de los anuncios de leche donde siempre sonrien y desayunan amistosamente, tras nuestra pequeña pelea diaria conseguimos llegar al coche y a partir de aqui es cuando empieza a trabajar nuestro subconsciente, tenemos muy automatizada las rutas del coche, las acciones de aparcar, sacar el carro, sacar al niño, dejar con abuela/guarderia etc.. a donde quiero llegar es que entendais que es algo que repetimos un dia tras otro. la imagen de salir del coche, de aparcar, de sacar al niño es como en la pelicula del dia de la marmota, cualquier cambio por minimo que sea que no nos haga poner los sentidos en ello puede en ocasiones alterar el protocolo y hacerte equivocarte, por ejemplo sí es habitual que tus hijos vayan hablando en el coche tu mente se acostumbra y asocia esos sonidos a la primera parte del viaje, imaginad que el niño se os duerme no siendo habitual que eso ocurra, podria alterarse la secuancia haciendo creer que estas en la fase de ir de la guarderia al trabajo si añadimos estado de cansancio o estres el problema está servido.

por dios!! que no cunda el ejemplo!! :-D Por ese acto de razonamiento le ascendieron a detective por eso digo que antes lo intento fregando escaleras, que es mucho más digno(no creo que el de comercial sea digno di tienes que andar engañando a la gente, que fue lo que me "ofrecían" a mi). Por eso está la justicia, por eso está la presunción de inocencia y a pesar de ello la mayoría se empeñan en juzgar, sin juicio, y en culpar con una noticia de prensa. Por eso luego los juzgados están como están joder, porque están llenos de mierda de denuncias como esta. Por eso muchas empresas usan la figura del "cliente fantasma". Supongamos que esto es poco, ¿debería Zara espiar y vigilar a sus trabajadores en todo momento? No se me ocurre otra manera de tener controlados de tal manera a sus trabajadores de forma que no sea posible que se imposible que ocurran hechos de este tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada