miércoles, 18 de agosto de 2010

Alarmas donde hay menores de edad

Nada más sabroso que la victoria contra un HDP. Nada pasa desapercibido para las cámaras de seguridad que trufan las ciudades inglesas, ni siquiera los propios policías de paisano, que llegan a perseguirse a sí mismos, en una escena que podría haber salido de la pluma de Chesterton. Un agente de paisano, del que no ha trascendido el nombre, se persiguió a sí mismo por las calles de Sussex, después de que el operador de cámara le avisara por radio de que en las proximidades había un individuo “actuando sospechosamente”. Nadie dice que sea comprensible, pero sí puede pasar. Nadie olvidaría a sus hijos por gusto, y si suceden dos o tres casos en los meses estivales será por algo, y no creo que la irresponsabilidad sea un motivo. Nadie se está metiendo con la empresa, pero sí con su producto, que no ofrece la calidad que aseguran. Apavos el cerrojo y con clientes como el aeropuerto de Ottawa no se les puede dejar inseguros en el mismo momento en el que te prueban que las cerraduras son violables (y supongo que ese momento será en el DefCon de este año). NI DE COÑA

ni en la espalda ni el en culo, que igual denuncia por agresión sexual. Ni que decir tiene que otra cosa es de lo que habla . Que la administración agreda a quienes son víctimas y/o sufren desamparo es muy cabreante. Que lo haga con quien además de cumplir con lo anterior tenga una protección legal especial, como son los menores, es como para que rueden altas cabezas. ni tu ni nadie, sabemos ya que la realidad supera a la ficción, al menos la iguala Ninguna tiene antecedentes. No digo que los metan en la cárcel, pero si el niño por suerte no ha llegado a fallecer, no veo responsable que esos padres sigan con la custodia, porque nada me asegura que no pueda volver a pasar. No digo que los metan en la cárcel, pero si el niño por suerte no ha llegado a fallecer, no veo responsable que esos padres sigan con la custodia, porque nada me asegura que no pueda volver a pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario